Eleanor, el nombre ideal para un pura sangre

Un vistazo a la historia y secretos del Ford Mustang que tiene un nombre seductor.


 

Por Javier Noriega

 

 

Un simple apodo o un nombre clave para evadir a la policía. Tan sencilla como esa frase podría ser la historia de Eleanor, el Ford Mustang más famoso del cine, cuya leyenda empezó en 1974 con la cinta Gone in 60 Seconds,  y se afianzó en el año 2000.

 

Cuentan los hechos que en la primera versión de la película había un ladrón legendario que debía robar 50 autos clásicos en un límite de tiempo. Esa cinta es famosa entre los amantes del mundo automotriz, pero también hizo que Angelina Jolie y Nicolas Cage se lucieran cuando protagonizaron la segunda versión, 60 Segundos, con el mismo argumento, pero con mejores efectos especiales.

 

Claro que el verdadero protagonista de ambos filmes fue el Ford al que los guionistas bautizaron Eleanor, generando toda una trama de misterio en torno a la vida de un Mustang (amarillo) coupé Match 1 de 1971 en la ‘peli’ de 1974 y otro de 1967 Fastback rediseñado por el especialista Chip Fosse en la última versión y que además pretendía ser un Shelby GT500.

 

El impacto de esas cintas hizo que en adelante se llamara Eleanor a vehículos que son modificados y comparten características con los que protagonistas de esta historia. De hecho, muchos fanáticos hicieron sus propias variaciones y algunas empresas se especializaron en recrear el modelo 1967 Fastback. También se construyeron versiones ‘oficiales’ cuando la compañía Halicki Films cedió los derechos de nuestra estrella a la reparadora Classic Recreations, que ofreció dos variantes: el FI 535 que cuenta con sistema atmosférico y el FIS 770 con compresor.

 

 

En 2018, asimismo, la compañía Fusion Motor Company obtuvo los derechos para fabricar, bajo licencia, el Eleanor Mustang de la película. Esto, gracias a un acuerdo con la coproductora Denise Halicki. Esas réplicas se hicieron basadas en los Ford Mustang Fastback normal de 1967 o 1968, todas con motor V8, pero con cinco versiones que llegaban desde los 600 hasta los 750 Caballos de Vapor (CV) y con transmisión manual de cinco o seis marchas o una automática de seis relaciones.

 

 

Aceleradas

 

Cinema Vehicle Services usó 11 ejemplares para rodar todas las escenas de la película 60 Segundos.

 

Las escenas de acción se grabaron con nueve Ford Mustang Fastback modificados, para que se asemejaran al GT500 de 1967.

 

El único Ford Eleanor que terminó en buen estado luego del filme se subastó en 2014, presentado la estética que exhibía en el momento de la grabación.

 

212 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *