Nuestras pelis recomendadas en Netflix

Hemos seleccionado estos 10 títulos. La gran mayoría son galardonados y hay unos cuantos clásicos.


 

Por David Almeida García.

 

Para nuestros seguidores amantes del buen cine, en esta selección ponemos ante sus ojos películas galardonadas con sendos trofeos, como el Óscar, la Palma de Oro, los Globos de Oro, Bafta, León de Oro y reconocimientos en los circuitos fílmicos más importantes del planeta.

Tenemos destacados títulos que van desde el cine social, los dramas, la comedia, el belicismo y el entrañable wéstern.

Estas cintas se encuentran en Netflix, esa plataforma de contenidos audiovisuales en streaming que es una de las más populares del mundo, y que sin duda cuenta con una amplia parrilla de películas, series y documentales.

 

Parásitos (Corea del Sur, 2019)

Este largometraje escrito y dirigido por Bong Joon-ho hizo historia al convertirse en la primera cinta surcoreana que obtuvo el Óscar a Mejor película de habla no inglesa y Mejor película, en una sola noche. También consiguió el ‘eunuco dorado’ a Mejor director y Mejor guion original.

No solamente alcanzó esos trofeos comerciales, pues en sus presentaciones en los circuitos fílmicos más cotizados del cine consiguió también la Palma de Oro del Festival de Cannes, premios Bafta, Globos de Oro y ser calificada como la mejor película extranjera del Círculo de Críticos de Nueva York, entre muchos otros reconocimientos.

Parásitos nos cuenta que Gi Taek (Song Kang-ho) y su familia están sin trabajo, hasta que su hijo mayor Gi Woo (Choi Woo-sik) empieza a dar clases particulares en casa de Park (Lee Seon-gyun).

Así, las dos familias tienen mucho en común pese a pertenecer a dos mundos totalmente distintos. También comienzan una interrelación con resultados imprevisibles.

Parásitos es una gran película, pues encierra comedia negra, drama familiar, thriller psicológico y comentario social al mismo tiempo. Su narración es ágil y también nos cuenta sobre la pobreza, la ambición, la desesperación y las deudas.

El libreto está lleno de pequeñas sutilezas que enriquecen a los personajes y los enfrentan constantemente.

Por ejemplo, Bong Joon-ho empatiza con la familia Kim, lamenta sus tribulaciones y celebra sus triunfos, los humaniza, pero nunca los encumbra. Tampoco cae en el error de demonizar a la familia Park, ya que son ingenuos y amables, pero también clasistas y egocéntricos. En fin, ellos moran en su burbuja.

 

 

Lost in Translation (EE. UU., 2003)

Una comedia dramática única. Escrita y dirigida por Sofia Coppola (hija de Francis Ford Coppola), Lost in Translation (Perdidos en Tokio) ganó el Óscar a Mejor guión en 2003 y obtuvo muchos reconocimientos en los Globos de Oro, Bafta, Cesar, Círculo de Críticos de Nueva York, Asociación de Críticos de Los Ángeles, entre otros.

Es que no solo resalta la historia y la narración de Coppola, sino que Bill Murray es encantador y aburrido al mismo tiempo. Un solo gesto o mueca dice mucho de su fastidio por estar en un hotel 5 estrellas, perderse con el idioma japonés y renegar de su vida privilegiada.

¿Y de qué trata la película? Simplemente nos cuenta cómo Bob Harris (Murray), un actor estadounidense en decadencia, acepta una oferta para hacer un anuncio de whisky japonés en Tokio. Está atravesando una aguda crisis y pasa gran parte del tiempo libre en el bar del hotel.

Y, precisamente allí, conoce a Charlotte (Scarlett Johansson), una joven casada con un fotógrafo; pero mientras él trabaja, ella se aburre mortalmente. Además del aturdimiento que les producen las imágenes y los sonidos de la inmensa ciudad, Bob y Charlotte comparten también el vacío de sus vidas.

 

Tropa de élite (Brasil, 2007)

Una joya del cine latinoamericano que encantó al mundo. No en vano ganó el Oso de Oro del Festival de Berlín, o la Berlinale, y dejó a Brasil como una potencia en hacer películas de calidad.

Dirigida por José Padilha, quien también escribió el libreto junto a Braulio Mantovani y Rodrigo Pimentel, basándose en el libro homónimo de André Batista.

Se trata de una historia de guerra. Sí, una confrontación no de gran magnitud, pero que se da en las favelas de Río de Janeiro, donde mandan las mafias del narcotráfico. Lugar que también es el escenario de enfrentamiento entre delincuentes y la Policía especial, la misma que entra a matar.

La historia: Brasil, 1997. El capitán Nascimento (Wagner Moura) está al mando de un escuadrón del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE), un cuerpo de élite de la Policía de Río de Janeiro. Su misión es actuar en las favelas, en las que no interviene la autoridad, por miedo o por corrupción.

Nascimento quiere dejar su puesto, ya que está a punto de ser padre, pero antes necesita encontrar un sustituto adecuado. Con ese fin comienza a instruir a dos policías honestos y amigos desde la infancia: Neto, que es un hombre de acción, y Matías, que estudia Derecho porque cree en la Ley. Juntos entrarán en el BOPE y cumplirán sus misiones hasta las últimas consecuencias.

Padilha con Tropa de élite también cuestiona de manera directa a los movimientos estudiantiles pacifistas en Río de Janeiro, ridiculiza los ideales que esgrimen las clases altas que nunca se han visto en el fragor de la verdadera batalla, descubre muchas de las hipocresías que se esconden bajo causas en apariencia justas, odia a todos los traficantes, coloca en el foco al hampa que campea a sus anchas y que cada vez se fortalece más.

Un filme que toma partido. Podría considerarse fascista, pues elige al bando de la Policía y sus métodos para matar a los delincuentes y mafiosos, pese a los daños colaterales.

 

Nacido el 4 de julio (EE. UU., 1989)

Se trata de una de las películas más comentadas y galardonadas de 1989. La historia, inspirada en la autobiografía de Ron Kovic, fue llevada a la gran pantalla gracias al controversial Oliver Stone, quien tuvo la ayuda del mismo Kovic para elaborar el libreto.

Esta cinta, que contó con ocho nominaciones al Óscar y consiguió dos estatuillas, a Mejor director y Mejor montaje, es la segunda parte de la trilogía sobre Vietnam (Platoon y El cielo y la Tierra).

Muestra la historia de un joven que se alista como voluntario para ir a la guerra, convencido de que defender a su país es la mejor manera de demostrarle su amor. Pero sus convicciones cambiarán radicalmente cuando regrese como veterano de guerra, postrado en una silla de ruedas y atendido en un mugriento hospital.

Nacido el 4 de julio tiene como protagonista a Tom Cruise, quien sorprendió con su actuación, pues se trataba de un papel lejos de los cánones del galán de Hollywood. El filme también fue valorado por ser una autocrítica de la derrota que sufrió Estados Unidos con esa absurda y costosa guerra.

 

The Post (EE. UU., 2017)

Steven Spielberg, con mucho vigor, nos cuenta una historia periodística tan necesaria en los tiempos que corren, cuando presidentes y Estados han señalado a la prensa como el enemigo.

The Post, subtitulada en Iberoamérica como Los archivos del Pentágono. Narra los hechos que ocurrieron en junio de 1971, cuando los periódicos The New York Times y The Washington Post tomaron una valiente posición en favor de la libertad de expresión, informando sobre los documentos del Pentágono y el encubrimiento masivo de secretos por parte del Gobierno, que había durado tres décadas décadas y cuatro presidencias estadounidenses.

En ese momento, Katherine Graham (Meryl Streep), primera mujer editora del Post, y el director Ben Bradlee (Tom Hanks) intentaban relanzar un periódico de la capital estadounidense que estaba en decadencia.

Juntos decidieron tomar la audaz decisión de apoyar al The New York Times y luchar contra el intento de la Administración de Richard Nixon de restringir la primera enmienda.

Liz Hannah y Josh Singer escribieron el guion de este largometraje, cuya historia está basada en los documentos del Post que recogían información clasificada sobre la Guerra de Vietnam.

The Post estuvo nominada al Óscar a Mejor película, al igual que Meryl Streep como Mejor actriz, quien brinda estupendas y soberbias interpretaciones, como siempre.

 

Silverado (EE. UU., 1985)

Lawrence Kasdan firma como el director de esta notable producción, nominada a dos Óscar, que contó con un gran elenco, encabezado por Kevin Kline, Scott Glenn, Kevin Costner, Danny Glover, Rosanna Arquette y el recientemente fallecido Brian Dennehy.

Muchos entendidos en el cine calificaron a esta obra como ‘wéstern crepuscular’, dado que este género cinematográfico estaba en decadencia. Y fue calificada como el mejor ‘wéstern crepuscular’, hasta que en 1992 Clint Eastwood presentó Unforgiven (Sin perdón) y le quitó ese título.

¿Y de qué trata la película? Pues Silverado es una vieja población fronteriza del Oeste. En 1880, cuatro hombres cabalgan por el polvoriento camino que lleva a la ciudad: son los hermanos Emmett, el aventurero Paden y un duro vaquero de raza negra. Al llegar, se encuentran con un ambiente hostil. Sus principales enemigos son el sheriff y un despótico ganadero.

Silverado se destacó por ser una atípica cinta que se atrevió a tratar temas espinosos como el racismo en el lejano Oeste, la corrupción, la amistad, la lealtad y la codicia. Claro que todo eso se combinó de una manera magistral.

 

Las ventajas de ser invisible (EE. UU., 2012)

Hay muchas películas que hablan sobre la amistad, pero Las ventajas de ser invisible (The Perks of Being a Wallflower) es una de las mejores que se ha hecho en las últimas dos décadas.

Stephen Chbosky, en primer lugar, publicó el libro; después, se encargó de escribir el guion y dirigir la película (su ópera prima).

El resultado ha sido sensacional, pues el público y la prensa especializada se rindieron ante su trabajo.

Los reconocimientos no le faltaron, ya que obtuvo trofeos en los Premios Independent Spirit, al igual que el National Board of Review (NBR), que la incluyó entre las 10 mejores películas del año. Los Critics Choice Awards también le dieron pleitesía.

Nos cuenta la historia de Charlie (Logan Lerman), un joven tímido y marginado, quien escribe una serie de cartas a una persona sin identificar en las que aborda asuntos como la amistad, los conflictos familiares, las primeras citas, el sexo o las drogas.

El protagonista tendrá que afrontar dificultades, al tiempo que lucha por encontrar un grupo de personas con las que pueda encajar y sentirse a gusto.

Hay muchos puntos que nos encantan de esta película, como el hecho de que alguna vez tuvimos 16 años y después 17.

En lo particular, fueron los mejores años de mi vida, porque experimenté tantas cosas nuevas, como el hecho de conocer a una chica hermosa e inteligente que no se dejaba llevar por banalidades y que compartió conmigo canciones maravillosas y bandas musicales que para mí eran desconocidas. Bueno, eso en lo personal.

 

Akira (Japón, 1988)

Los Colados de la Fiesta somos seguidores de los animes japoneses y Akira es un clásico por excelencia. En primer lugar, en su tiempo se trató de una megaproducción, pues costó 7 millones de dólares realizarla. En segundo, quien la dirigía era su creador, el artista gráfico Katsuhiro Otomo.

Es que Akira nació primero como manga y el que se encargaba de llevarla al cine era su padre, quien conocía de la A a la Z toda su historia, la que por cierto, es muy extensa.

Akira está ambientada en 2019, en Neo-Tokyo, una ciudad que se levantó sobre las ruinas de la antigua capital japonesa destruida tras la Tercera Guerra Mundial.  En la ficción, Japón es un país al borde del colapso que sufre continuas crisis políticas.

En secreto, un equipo de científicos ha reanudado por orden del ejército un experimento para encontrar a individuos que puedan controlar el arma definitiva: una fuerza denominada ‘la energía absoluta’. Pero los habitantes de Neo-Tokyo tienen otras cosas de las que preocuparse.

Uno de ellos es Kaneda, un joven pandillero líder de una banda de motociclistas. Durante una pelea, su mejor amigo, Tetsuo, sufre un extraño accidente y termina ingresado en unas instalaciones militares.

Allí los científicos descubrirán que es el poseedor de la energía absoluta. Pero Tetsuo, que no se resigna a convertirse en un conejillo de indias, muy pronto se convertirá en la amenaza más grande que el mundo ha conocido.

La película es grandiosa, tanto en narrativa como en artes visuales. Es más, marcó una revolución en ese apartado. Es por eso que Akira es una cinta influyente y muchas producciones que vinieron después están inspiradas en ella.

 

La edad de la inocencia (EE. UU., 1993)

The Age of Innocence (1993)
Directed by Martin Scorsese
Shown from left: Michelle Pfeiffer, Daniel Day-Lewis

Un filme de época, ganador de un Óscar a Mejor vestuario, también entra en nuestra selección de recomendados de Netflix. Se trata de La edad de la inocencia, un remake a cargo del laureado Martin Scorsese, quien al igual que Philip Moeller (en 1934) se atrevió a llevar la novela de Edith Wharton a la gran pantalla.

La película de Scorsese está mejor realizada, sin duda, y también cuenta con un reparto de lujo, entre los que tenemos al triángulo amoroso conformado por Michelle Pfeiffer, Daniel Day-Lewis y Winona Ryder.

Ambientada en el Nueva York de 1870, la cinta relata las vivencias de Newland Archer (Day-Lewis), un caballero de la alta sociedad, quien es prometido de May Welland (Ryder). Pero sus sentimientos cambian cuando conoce a la poco convencional prima de May, la condesa Olenska (Pfeiffer).

Desde el principio, defenderá la difícil posición de la condesa, cuya separación de un marido autoritario la ha convertido en una especie de proscrita.

Esta película goza de buenos comentarios y destacamos, ante todo, las interpretaciones y el colosal lenguaje cinematográfico empleado por Scorsese. Se trata de una obra imprescindible del cine.

 

El diablo a todas horas (EE. UU., 2020)

Finalmente, tenemos a una producción de Netflix que se estrenó hace poco. Basada en la novela de Donald Roy Pollock, El diablo a todas horas (The Devil All the Time) es un drama gótico con dosis de violencia y está lleno de personajes atormentados.

Dirigida por Antonio Campos, cuenta una historia en la que intervienen algunos personajes en un tiempo determinado. En primer lugar está Willard Russell, quien -desesperado por salvar a su mujer del cáncer- convierte sus oraciones en un sacrificio.

Estas acciones llevan a su hijo Arvin de ser un niño que sufre abusos en la escuela a convertirse en un hombre que sabe cuándo y cómo hacerse respetar. Los acontecimientos que se dan lugar en Knockemstiff (Ohio) desatan una tormenta de fe, violencia y redención que se desarrolla a lo largo de dos décadas.

La cinta cuenta con las participaciones de Tom Holland, Bill Skarsgard, Mia Wasikowska, Jason Clarke, Robert Pattinson, Sebastian Stan y Riley Keough.

 

 

119 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *