Sade, música que acaricia los oídos

Es una de las bandas británicas más importantes de los últimos 40 años. Sus éxitos son clásicos de nivel internacional.


Por David Almeida García

 

Mi familia es melómana. Desde la madre de mi padre hasta el último de mis sobrinos. Me disculpan que este texto esté escrito en primera persona, pero para hablar de Sade (se pronuncia Shar-Dei) tengo que dirigirme a mi memoria. Trato de recordar la primera vez que escuché a esta imprescindible banda británica, creada en 1983 y que al año siguiente lanzó su primer disco: Diamond Life. De este se desprenden éxitos como Your Love Is King, Smooth Operator, Hang On to Your Love o Why Can’t We Live Together.

 

Y la primera vez que escuché a Sade fue a mediados de los años 1980 gracias a Shirley, mi hermana cuatro años mayor, quien llevó Diamond Life a casa para grabarlo en casete. “Me lo prestó una compañera de colegio (estudiaba en el Simón Bolívar) y tengo que devolverle mañana”, me dijo esa vez.

 

Y precisamente esta cita me la dio ella hace pocos días, cuando nos reunimos en casa y estaba con nosotros Juan David, el último de mis sobrinos que aún no cumple dos años. A él le encanta la canción No Ordinary Love, que Sade lanzó en 1992 en el disco Love Deluxe.

 

Juan David deja sus juegos y travesuras cuando escucha No Ordinary Love. Ese lunes de feriado nos pedía que repitamos el video en YouTube. A su manera tararea esta melodía que fue parte de la banda sonora de la película Una propuesta indecente (1993), protagonizada por Robert Redford, Demi Moore y Woody Harrelson.

 

Magia hecha música

 

Cuando mencionamos Sade estamos hablando de música de alta calidad. Es una banda completa que trata de implementar en sus canciones todos los instrumentos musicales posibles. En los inicios de esta agrupación, muchos expertos calificaron a su propuesta como neo-soul.

 

Este conjunto ‘súper ventas’ inició su vida profesional en 1983, en Inglaterra. Su éxito está relacionado íntimamente con su vocalista, la hermosa Helen Folasade Adu (Ibadán, Oyo, 16 de enero de 1959), más conocida como Sade, una cantante y compositora británico-nigeriana.

 

Hija de un africano y una europea, Sade salió de Nigeria cuando tenía 4 años y fue criada por su madre en Inglaterra. En un inicio, ella no quería ser cantante, sino diseñadora de modas (abrió una boutique en Londres), una carrera que estudió y le marcó un estilo particular. Pero al final, su gusto por las canciones de Nina Simone, Peggy Lee y Astrud Gilberto, le hicieron inclinarse por la música.

 

Sade no confiaba en que podía cantar, mas finalmente lo hizo y formó parte del grupo Arriva, que hacía funky con toques latinos.

 

Estar en los escenarios encendió en ella ese bichito de escribir letras para canciones. Más tarde, Arriva pasó a llamarse Folasade y por último lo redujeron a simplemente Sade.

 

Para 1984 tuvieron la suerte de presentar su primer material discográfico: Diamond Life y a partir de ese momento vendieron más de 50 millones de copias en todo el planeta. Las canciones Your Love Is King y Smooth Operator se convirtieron en himnos de la juventud; todo el disco en sí se mantuvo más de 90 semanas en las listas de preferencias, tanto del Reino Unido como de Estados Unidos.

 

Sade recibió el premio BPI al Mejor álbum y un Grammy a la Mejor artista revelación.

 

La banda estuvo tan activa que en 1986 sacó su segundo disco: Promise, al que también le llovieron los honores gracias a canciones como Is It a Crime, Never as Good as The First Time y The Sweetest Taboo. Este último tema ha sido uno de los más oídos en la historia de la radio.

 

Al igual que su predecesor, este material también fue un éxito internacional que recibió un disco multiplatino.

 

Con el disco Stronger Than Pride, de 1988, Sade cerró la década de 1980. Y este tercer trabajo también tuvo críticas muy positivas. De él salieron sencillos como Paradise, Love Is Stronger Than Pride y Nothing Can Come Between Us. Para presentar este material, Sade salió en una gira musical por los cinco continentes y se estableció como una banda sensacional.

 

A partir de los años 90…

 

En la década de 1990, Sade no estuvo tan activa como antes. Aun así, siguieron sacando algunos trabajos, como el disco Love Deluxe, que salió al mercado en 1992, que también tuvo un gran éxito comercial y se mantuvo en la lista de preferencias de Estados Unidos por más de 90 semanas.

 

De este trabajo surgieron importantes canciones, como No Ordinary Love, Feel No Pain, Kiss Of Life, Pearls y Cherish The Day.

 

En 1994, llegó el The Best of Sade, que incluía 16 sencillos, incluyendo Please Send Me Someone To Love.

 

Para 2000, esta banda publicó Lovers Rock, uno de los discos que más ha gustado y del que surgieron los éxitos By Your Side y King of Sorrow. Esto ocho años después de su anterior trabajo y con una venta también de 40 millones de copias.

 

Para el nuevo milenio, la banda se alejó de los escenarios e hizo producciones esporádicamente. A pesar de su retiro temporal, nadie se había olvidado del grupo y de ella. Pero, ¿qué hizo esta elegante intérprete al terminar la gira en 2000? Volver a retirarse, esta vez, por una década.

 

Durante ese tiempo solo reapareció en público dos veces, ambas en 2002. Una para recibir la Orden del Imperio Británico y otra para participar en la grabación de un recopilatorio de homenaje a Fela Kuti, el gran héroe nigeriano del afro-beat, tal y como lo reseñó el diario español ABC.

 

Cuando todo el mundo la daba por retirada, Sade volvió en 2010 con Soldier of Love, un álbum que, contra todo pronóstico, no estaba en absoluto descontextualizado ni sonaba pasado de moda. Fue un éxito de ventas abrumador, y la gira recaudó más de 50 millones de dólares.

 

A Sade le basta con tener dinero de sobra para vivir. No necesita la adulación de nadie y tampoco sentirse añorada. En estos últimos 10 años solamente ha reaparecido en dos ocasiones. La primera en abril de 2018, con una canción para la película de Disney Un pliegue en el tiempo que llevaba por título Flower of the Universe; y la segunda en noviembre del mismo año, también con una canción original para la cinta Widows, llamada The Big Unknown.

 

En 2016, su hija Ila había anunciado al mundo que empezaba una nueva vida como hombre transgénero.

 

En la actualidad, no tenemos noticias de ella, salvo que vive con su tercer esposo en una campiña de Inglaterra. Solo esperamos que esta cantante y su banda vuelvan a escena con nuevos discos. Sigue siendo grandiosa, a pesar de que en enero de 2021 se apresta a cumplir 62 años de edad.

 

 

 

 

88 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *